La publicidad en rastreadores de la red de redes constituirá un mercado de 15.000 millones de dólares (10.347 millones de euros) el año que viene sólo en Estados Unidos, creciendo un 14% respecto a 2011. Y si Facebook puede atrapar la mitad de la cuota que tiene Google hoy en día, podría añadir fácilmente 25.000 millones extra (17.245 millones de euros) o incluso mucho más a su valor en bolsa.