Las palabras negativas, en Google Adwords, evitan que el anuncio de tu campaña se muestre (se impresione) como respuesta a búsquedas que no te interesan. De esta manera no pagarás por clicks de usuarios que están buscando un producto o servicio que no es el tuyo y controlarás más el CTR, lo que te permitirá ganar nivel de calidad y por consiguiente un mejor posicionamiento del anuncio con un menor costo por click.