- Porque desconocemos el potencial de nuestro sitio web. - Porque no entendemos que antes de conseguir enlaces debemos preguntarnos que ofrecemos. - Porque no sabemos mirar a nuestro sitio como nuestro negocio. - Porque, quizás, no tenemos demasiado que decir. A la hora de establecer una estrategia de posicionamiento web para una empresa, debemos tener en claro, como mínimo, tres cosas: Hay que generar links entrantes. Hay que crear una estructura web altamente indexable. Pero antes que estos dos puntos, hay que tener un claro producto que vender y una estrategia de marketing online adecuada para ello.