Qué es el inbound marketing y cómo implementarlo para conseguir clientes potenciales - Agencia Marketing Online 360 en Barcelona - Mediaclick
19728
post-template-default,single,single-post,postid-19728,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-7.6.2,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

26 Jun Qué es el inbound marketing y cómo implementarlo para conseguir clientes potenciales

El inbound marketing es una tipología de marketing que busca la captación de clientes potenciales a través de unas técnicas de publicidad que no son ni intrusivas ni agresivas.

Vivimos en un mundo en el que todos estamos acostumbrados a la publicidad tradicional; esa que interrumpe lo que estamos haciendo y que, la mayoría de veces, no es de nuestro interés. ¿Sabes de lo que te hablamos, verdad? Solo hace falta que sigas una serie en la televisión para que aprecies la gran cantidad de anuncios que te “obligarán” a ver.

Que es el Inbound Marketing y cómo implementarlo para conseguir clientes potencialesEl inbound marketing plantea todo lo contrario: atraer a los usuarios, acercarlos con contenido atractivo y, así, seducirlos hasta llegar a la conversión.

¿No es genial?

Si aún no estás 100% seguro de los beneficios de este enfoque empresarial del marketing, atento a todo lo que puede aportarte a tu negocio.

Los beneficios del inbound marketing

  • Aumento de los leads cualificados y, en consecuencia, aumento del número de clientes finales.
  • Incremento de las visitas que recibirá tu sitio web.
  • Posibilidad de reforzar tu imagen de marca.
  • Posibilidad de fidelizar al cliente.
  • Tiene en cuenta las necesidades del cliente en todo momento.

 

Cómo aplicar el inbound marketing en mi negocio

El inbound marketing engloba un amplio abanico de técnicas de marketing, por lo que de buenas a primeras puede parecer complicado de implementar. Sin embargo, no lo es en absoluto.

A continuación te mostramos las 4 fases del inbound marketing:

  • Atracción. Esta primera fase se sustenta de herramientas como las redes sociales o la visibilidad de tu negocio en Google para atraer a los potenciales clientes a tu sitio web.
  • Conversión. Una vez los usuarios se encuentran en tu site, debes ofrecerles información de utilidad. Solo con este contenido de valor serás capaz de atraerlos  y conseguir que rellenen un formulario con sus datos. Así pues, reflexiona sobre las necesidades de tus potenciales clientes y crea un contenido que responda a sus preguntas.
  • Educación. Tras haber conseguido que un usuario se registre en tu página web, debes educarlo en las diferentes fases del proceso de compra hasta que llegue a la última. Por lo tanto, el primer email que reciba jamás podrá ser uno que esté enfocado al 100% en la venta.
  • Fidelización. Es la última fase, pero no por ello la menos importante. Siempre debes mantener a tus clientes contentos, con información útil que les fidelice. Tampoco debes olvidarte de los registros que, a pesar de que nunca te han comprado, pueden convertirse en embajadores de tu marca en internet.

 

¿Aún lo ves complicado? A continuación te daremos unas pautas para que apliques las 4 fases del inbound marketing. La captación de clientes potenciales está cada vez más cerca 🙂

 

Fase 1: La atracción de usuarios a tu sitio web

Una estrategia de inbound marketing empieza con la captación de los usuarios. Debemos dirigirlos siempre hacia nuestra web, pues es allí donde tenemos toda la información y donde formalizaremos su registro. Así pues, veamos varias formas de atraer a los usuarios:

  • El SEO: La visibilidad en Google y el resto de buscadores es clave para cualquier negocio con presencia online. Sin visibilidad, no nos llegarán ni clientes ni no-clientes, y nuestra estrategia de inbound marketing será un fracaso. Consigue posicionar a tu negocio en Google con esta guía.
  • El SEM: Si no disponemos de una buena visibilidad en los buscadores, siempre podemos realizar campañas en la red publicitaria de Google.
  • Las redes sociales, una herramienta magnífica para redirigir tráfico a sitios web. Eso sí, sin saturar a tus seguidores.
  • Social Ads: A día de hoy Facebook, entre otras redes sociales, permite publicar anuncios en los que los usuarios pueden dar sus datos personales. Para que esta estrategia sea efectiva, puedes organizar un concurso o un sorteo de productos o servicios de tu negocio o, al menos, afines con tu marca.

 

Fase 2: La captación de usuarios

Imagina que tienes un negocio de bricolaje y decoración que un usuario ha llegado a tu sitio web porque está buscando cómo hacerse una mosquitera enrollable en las ventanas de casa.

Tú tienes un artículo en tu blog explicando varios trucos para construirla, pero además tienes una guía en PDF mucho más extensa sobre todos los pasos a seguir, que incluye también un código de descuento para gastar en tu tienda.

¿No sería genial incluir un formulario en este post de tu blog para que los clientes pudieran recibir la guía y el descuento a su email a cambio de dar sus datos?

Construir este flujo no es complicado, basta con sincronizar tu web con Mailchimp y configurar los correos electrónicos de suscripción que recibe un usuario cuando se da de alta en una lista de correo.

Qué es el inbound marketing y cómo implementarlo para conseguir clientes potenciales

Fase 3: Educación

Una vez hemos conseguido que un usuario se registre en nuestro formulario, es el momento de crear un workflow de email para dirigirlo hasta la conversión final: la compra.

Y dirás… ¿Qué es un workflow?

En el mundo del marketing online nos gusta mucho usar palabras en inglés. En realidad, workflow significa “flujo de trabajo”. En el caso que no ocupa, nos referimos a crear una cadena de correos electrónicos automáticos con contenidos personalizados en función de la fase de compra en la que se encuentre el usuario.

Así, volviendo al ejemplo anterior, podrías programar un correo electrónico, pasada una semana, para aquellos usuarios que hubieran abierto tu email con la guía descargable, con otro contenido atractivo que pudiera interesarles. También podrías automatizar un email para aquellos usuarios que no la hubieran abierto.

Y así habrías empezado tu workflow. ¿Qué te parece?

Ten en cuenta que deberás preparar este workflow a conciencia, y pensar que correo electrónico procederá a otro en función de cómo el usuario haya interactuado con ese email.

 

Fase 4: Fidelización

Esta fase hace referencia a cuidar tanto a los clientes que ya han comprado como los registros que no. Un buen workflow nunca termina: sigue enviando información de valor y de interés, y fidelizarás a tus suscriptores.

 

¿Preparado para lanzar tu campaña de inbound marketing? En Mediaclick podemos echarte una mano en tu estrategia de email marketing más adecuada. Contáctanos sin compromiso.

Sergi
Sergi Bayó
sergi@mediaclick.es
No Comments

Post A Comment